La definición de resiliencia ha sido bastante discutida y aún más en esta época marcada por las graves secuelas del covid-19.

Hasta ahora se ha entendido a la resiliencia como esa capacidad de salir fortalecido ante la adversidad y de prepararse para aprovechar conflictos, debilidades y amenazas del ambiente como fuentes de oportunidad y fortaleza, si se aprende a enfrentar el cambio.

La resiliencia empresarial

Hablando estrictamente de la resiliencia empresarial -sin importar el tamaño de su empresa o la industria-, es la capacidad de protegerse bajo presión de las situaciones difíciles.

Si su empresa es resiliente, podrá asimilar los cambios y las rupturas con éxito, tanto interna como externamente, sin que se afecte su estabilidad; incluso, podrá tener la flexibilidad suficiente para recuperarse rápida y efectivamente ante las circunstancias imprevistas.

Extraiga lo bueno de lo malo, visualice lo positivo que surge de lo negativo y aprenda a gestionar escenarios de crisis que puedan presentarse.

Lo importante de todo esto es revertir las situaciones para sacarles provecho y no caer en sentimientos negativos que le impidan visualizar oportunidades de crecimiento.

¿Aún no sabe cómo implementar la resiliencia en su empresa?

Descargue nuestro E-Book gratuito aquí y descubra cómo lograr la resiliencia en su empresa para competir efectivamente en el mercado y sacar ventaja de todas las situaciones adversas que pueda enfrentar ahora y en el futuro.